El garrote vil era un método de ejecución utilizado en España, su uso se extendió desde 1820 hasta que fue abolida la pena de muerte en España en 1978 con la llegada de la democracia aunque los últimos ejecutados por este método fueron en 1974 el anarquista catalán Salvador Puig Antich y el alemán Heinz Ches que era un delincuente común.

Repasando un poco de historia, este “maravilloso” invento. El adjetivo vil que lo acompaña tiene su origen en la edad media, mientras que para los nobles se reservaba la decapitación (un día escribiré sobre Enrique VIII y su manía de decapitar gente), para los villanos (la pobre plebe), se le mantenía una ejecución mas vulgar, el garrote, que básicamente es comprimir el cuello al pobre condenado.

La técnica del garrote fue perfeccionada durante los años, llegando a incluir u punzón de hierro que penetraba por la nuca, y que en teoría rompía las vertebras cervicales.

GARROTE VIL Curiosidades históricas: El garrote vil

Garrote Vil

En este caso como en el de la silla eléctrica su uso se impuso por ser considerado más “humano”, que la horca, pero como la silla eléctrica estaba lleno de problemas. En España fue el rey Fernando VII quien sustituyó la condena en la horca por el garrote, en el año 1832.

Para ello firmo el siguiente edicto:

Deseando conciliar el último e inevitable rigor de la justicia con la humanidad y la decencia en la ejecución de la pena capital, y que el suplicio en que los reos expían sus delitos no les irrogue infamia cuando por ellos no la mereciesen, he querido señalar con este beneficio la gran memoria del feliz cumpleaños de la Reina mi muy amada esposa, y vengo a abolir para siempre en todos mis dominios la pena de muerte por horca; mandando que adelante se ejecute en garrote ordinario la que se imponga a personas de estado llano; en garrote vil la que castigue delitos infamantes sin distinción de clase; y que subsista, según las leyes vigentes, el garrote noble para los que correspondan a la de hijosdalgo.

Este sistema tan humano era clasista, ahora ya no se pasaban a la nobleza a espada y a los pobres con este método sino a todos por igual, entonces os podéis preguntar por qué digo que era clasista, pues fácil, resulta que en función de tu estatus social eras conducido al patíbulo de una forma distinta:

  • Los nobles iban en caballo ensillado.
  • Los ordinarios, vamos la clase media, iban en mula o caballo.
  • El populacho, iba en burro sentados mirando hacia la grupa.

Finalmente como os comentaba esto igual que la silla eléctrica tenía sus problemas, en teoría los condenados morían de forma instantánea, por la rotura de las vertebras cervicales. Pero en la mayor parte de los casos eso no pasaba sino que los pobres infelices solían morir por estrangulamiento, además la fuerza física del verdugo que giraba el tornillo, resultaba un factor decisivo, dándose casos de que verdugos poco fuertes aumentaban la agonía de los condenados hasta 40 minutos..

Comparte:
  • services sprite Curiosidades históricas: El garrote vil
  • services sprite Curiosidades históricas: El garrote vil
  • services sprite Curiosidades históricas: El garrote vil
  • services sprite Curiosidades históricas: El garrote vil
  • services sprite Curiosidades históricas: El garrote vil
  • services sprite Curiosidades históricas: El garrote vil
  • services sprite Curiosidades históricas: El garrote vil
  • services sprite Curiosidades históricas: El garrote vil
  • services sprite Curiosidades históricas: El garrote vil
  • services sprite Curiosidades históricas: El garrote vil

Post relacionados:

  1. Curiosidades históricas: La historia de la silla eléctrica
  2. Curiosidades históricas: Ejecución por alta traición en Inglaterra
  3. Curiosidades históricas: Nikola Tesla, el gran desconocido de la ciencia
  4. Curiosidades históricas: Historia de la tabla periódica
  5. Curiosidades históricas, el primer Bug