Zack Snyder y el arte del segundo visionado

Posted: 22nd Abril 2010 by Laertes in Películas / TV
Le Chuck Zack Snyder y el arte del segundo visionado

Flickr.com

Hacer una película no es complicado, y “Karate a muerte en Torremolinos” (de obligado visionado) es una buena prueba de ello. Hacer una película regulera, pues tampoco; incluso parece difícil no hacer una buena película con los materiales de los que a veces se disponen. Hacer una buena película ya se hace pelín más complicado (sobre todo dependiendo del ojo que la mire, que haberlos hailos que defienden la calidad de las de Antena3sabadotardesas). Y hacer un peliculón es algo al alcance de pocos. Ahora bien, hacer una película buena y que te lo siga pareciendo con independencia de las veces que la veas o del tiempo que pase, parece algo casi imposible (aquí sólo hablamos de la calidad del producto, no del cambio que supone ver “Dos tontos muy tontos” con 14 años y con 24).

Así que de esto va el post, de cómo tras una muy buena primera impresión te puedes dar de frente con la cruel y malvestida realidad al ver una película por segunda vez.  Y para ello, dado que hablar en abstracto es aún más aburrido, habrá que utilizar algún cabeza de turco.

La verdad es que este era un tema que no tenía pensado tocar, pero la semana pasada se dieron un par de casualidades que nos han conducido a esto:

1. En la TVG emitieron por primera “300” (alguien debería hacer un estudio sobre los doblajes de la gallega: o se marcan unos impresionantes – el que no haya visto Dragon Ball en gallego es que no ha visto realmente Dragon Ball- u otros acojonantes pero por la sarta de burradas que se sacan de la chistera -aun recuerdo cuando, en Blade, al personaje de Stephen Dorff, Deacon frost, lo rebautizaban como diácono – pero tampoco me quiero recrear en una semblanza de todo ese cúmulo de despropósitos/descojones desbordantes de originalidad, porque eso ya lo han hecho otros.

2. Hace poco por fin conseguí hacerme con la edición en dvd de “Watchmen” (quizá algun día llegue al Blue Ray, porque aunque no quería sumarme al monopolio artificialmente instaurado por Sony, pues creo que si tengo la oportunidad me haré con una PS3…Kratos tira, y mucho, y ya fui un Xboxer de primera generación, con lo que soy un experto en darme de ostias con experimentos alternativos fallidos), dado que el día que la ví en cine me quedé asombrado por sus primeros 45 minutos y un poco decepcionado por el resto, por lo que tenía claro que necesitaría verla otra vez para poder juzgar si estaba ante una obra maestra  o ante una patraña… y me alegro de haberlo hecho en dvd para no cegarme por el efecto placebo (pasa con algunas películas, a otras no las salva ni el IMAX) de una sala de cine.

3. Ya sea por casualidad o consecuencia (¿alguien ha dicho “Matrix Reloaded”?), el viernes pasado acabé teniendo una conversación de madrugada regada con cebada y lúpulo sobre el tema.

4. Ya tocaba hacer un análisis más o menos “serio” de algún tema en particular.

5. Le cae a Zack Znyder porque tengo sus películas recientes y así de paso puedo hablar de cómics (me niego a tener que llamarlos novela gráfica para que se ganen el respeto del público, ya se lo merecen por lo que son), y porque, la verdad, tampoco le doy segundas oportunidades a demasiadas películas.

Al lío. Zack Znyder es, sin lugar a dudas, una de las estrellas emergentes de Hollywood en lo que a dirección se refiere, y eso que sólo lleva 3 películas. Después de años viviendo de la publicidad, se marcó un debut a lo grande en el cine con “El amanecer de los muertos”, versión actualizada del original creado por George A. Romero. No, no pienso criticarlo por ser un remake, porque la película sabe desmarcarse y porque hasta el propio Romero lleva viviendo chorricientos años de remakearse a sí mismo…

Como la peli tenía muy buena pinta y funcionó, luego le tocó dirigir “300″, la adaptación del cómic homónimo de Frank Miller:

300 Movie Poster 203x300 Zack Snyder y el arte del segundo visionado

Flickr.com

Es una película a la que realmente le tenía muchísimas ganas cuando fui a verla, y aunque no suelo dejarme guiar por ese tipo de instintos a la hora de comprar una entrada, el trailer pintaba muy muy bien y el material que había detrás tenía potencial…aparte de que Frank Miller, aunque hoy en día sea una caricatura de sí mismo, sigue siendo el creador de “Batman: Año Uno”.

Honestamente, me quedé alucinado cuando la ví; había sido capaz de plasmar a la perfección la esencia y la estética del cómic,incluso los “movimientos “ del mismo, por lo que llegué a considerarla como una de las mejores películas de acción que había visto en años (el nivel ha decaído muchísimo desde principios de los 90), uno de mis géneros favoritos (las bien hechas, no confundir con las de Chuck Norris, que también me gustan, pero por lo hortera y lo fantasmón).

Alguno decía que todo era gracias a que tenía siempre al lado a Frank Miller…¿¿pero alguien ha visto “The Spirit”, directed by the susodicho?? Pues ficharon a Paz vega, no creo que haya que decir mucho más; sí, que también sale Scarlet Johhanson, pero esa hace tiempo que tiró su carrera por la borda; no, la otra ni carrera que tirar tuvo.

Y llega la semana pasada, los de la gallega se marcan un estreno y yo que me pongo a verla. No se me ocurre el porqué no lo había hecho antes; bueno, en realidad sí, pero supongo que a estas alturas a todos nos ha pasado pretender conseguir un archivo ISO y encontrarnos con desagradables sorpresas…

En primer lugar, un aséptico y correcto doblaje: MAL; chicos, esperábamos más de vosotros!!! Teneis que revisionar vuestra obra. Y a partir de ahí, casi sólo siguen problemas: a pesar de que el acabado estético seguía siendo innegable, veías cierta falta de profundidad, como si se quisiese quedar sólo en la superficie de lo contado; una película violenta, pero en la que no se no se transmite esa tensión e importancia de la misma, como demasiado neutral, sin querer arriesgarse del todo(por ejemplo, “Distrito 9″ te acojona y hace que te revuelvas con la dureza de cada una de las escenas del prólogo sin que necesites ver una gota de sangre) y, sobre todo, te cansas de ver una y otra vez la cámara lenta para cada una de las buenas coreografías de batalla; visto el efecto una vez, visto todas, pero a mí en el cine, aun siendo consciente, medio se me pasaba por alto, pero la segunda vez ya te sonaba a rancio…

Y luego, vino “Watchmen”:

Watchmen Teaser Poster 193x300 Zack Snyder y el arte del segundo visionado

Flickr.com

Atreverse con “Watchmen” era algo demasiado grande para cualquiera; es más, la idea había estado rondando durante años sin que nadie se atreviese a meterle mano (o a violarla directamente), hasta que llegó Snyder, precedido por la fama de ser un director fiel a la obra sobre la que tiene el encargo de trabajar.

 Adaptar a Alan Moore, con el cual me cuesta ser objetivo (mi “Buenas Noches, Londres” de la voz del destino en “V de Vendetta” da fé), me parece no sólo arriesgado, sino casi suicida; así que o te montas una chorrada sin demasiadas aspiraciones pero entretenida si no has leído el comic (creadora de ira homicida en caso contrario) como “V de Vendetta”, o intentas tirártelas de estricto, que es lo que hizo intentó Znyder.

“Watchmen” es un cómic muy complejo, con demasiados matices imposibles de transmitir en tan poco tiempo y en una sola película, por lo que quizá podría adaptarse mejor a una serie, dada su estructura, Además, trata una serie de temas que lo apartan de lo que podríamos considerar el ámbito comercial standar cinematográfico de hoy en día (lo que los finos llaman “mainstream”).

Por otro lado, añadido a la dificultad del proyecto, parece que a la mitad de película al director le cuesta seguir la estela del cómic, dando la sensación de que o se le han acabado las ideas o de que ya ha dado por concluido su trabajo de ser fiel al original con los primeros 45 minutos (o que también el guión era ya un desastre desde el principio), perdiéndose en algunos giros absurdos (otros de auténtica vergüenza ajena) y culminando en un final distinto al original (que no es lo peor, porque se adapta mejor a la película que el diseñado por Moore) pero al que se llega de una forma completamente estúpida y digna de la lógica aplastante de un niño de 5 años.

Además, que si te curras una selección de canciones acorde con la época (años 80, EE.UU), como hizo en los créditos, en cuanto los personajes (que son gente corriente pero en la peli parecen primos de Lobezno) la emprenden a guantazos, no puedes saltarte todo lo anterior a la torera y marcarte un ritmo digno de la ruta del bakalao de por medio y hacerlo pasar por un toque personal; en tal caso, si quieres endurecer un poco, el metal de los 80 es lo suficientemente potente como para no tener que recurrir a algo así.

Así que, con una estética envidiable (nunca sabremos si será mejor director de fotografía que director) pero que no se adapta del todo a la de esta historia en particular (un filtro más decadente y menos elaborado sería de agradecer; sí, estoy diciendo que a lo mejor ser algo más “cutre” no le hubiese venido mal)  sino que parece más una continuación de “300″,  la película apunta más hacia mis sospechas de patraña, y aunque los créditos realmente valen la pena, los primeros 45 minutos te hacen “ver” realmente las escenas del cómic y el personaje de Rorschach está muy logrado, no puede pretenderse sostener una película (de tales dimensiones y aspiraciones) solamente sobre ellos. Una vez más, la maldición del segundo visionado strikes back.

Tras lo visto, no se sabe qué esperar del considerado por muchos una especie de Ridley Scott  del siglo XXI (que nadie diga nada, a mi también me jode que el director de “Blade Runner” esté preparando un película basada en el Monopoly…bueno, después de marcarte “La Teniente O’Neal”, supongo que ya todo te da igual). Sigo pensando, a pesar de todo, que tiene un talento acojonante, sobre todo en lo que a estética visual se refiere, y que, en cuento se atreva a darle un enfoque un poco más “profundo” a lo que cuenta (pero sin caer en lo absurdo, como la escena de Búho Nocturno y Espectro de Seda –¿a quién coño le encargaron el casting?- montándoselo a ritmo de “Allelluyah” y que se podría vender como un anuncio de Viagra en horario de madrugada) y se olvide de ciertos tic’s inútiles como la cámara superlenta seguida de aceleración repentina cada vez que alguno de los personajes reparte una ostia; porque vista una vez, mola; vista por segunda vez, repite; si lo ves en todas sus películas, te dan ganas de ostiarlo tú a la velocidad que sea, así que espero que no intente tomar algo así como una seña de identidad como lo son los helicópteros, el patriotismo y los chistes xenófobos en el “cine” de Michael Bay ((joder, que su mejor película es ¡¡¡”LA ROCA”!!!).

Teniendo en cuenta el margen de mejora que se le supone y que (puede) llegar a aportarle la experiencia, y que después de la ostia que se llevó con “Watchmen” (conste que la culpa no fue suya sino del Estudio, porque aunque llegase a ser perfecta, ni el cómic ni la película, aun descafeinada con respecto al primero, son para cualquier tipo de públicos, y no estoy hablando de edades) supongo que estará bajo aviso, tocará esperar a su próximo proyecto, “Sucker Punch”, cuya sinopsis es la siguiente: Una chica a la que su padrastro mete en una institución mental, con la intención de tenerla lobotomizada en unos cinco días. En ese tiempo, ella inventará una realidad paralela en la que se refugiará del dolor, y en la que planeará su fuga de dicha institución, para lo cual necesitará robar cinco objetos para salir de allí”.” (ahivá qué chorrazo!!!)
El propio Snyder dice que es como “un ‘Alicia en el Pais de las Maravillas’ con armas de fuego, mucha fantasía mezclada con dragones, burdeles, bombarderos”…amos, que me dices que va a cargo de David Lynch o de Cronemberg, y me cuela.

Mientras tanto, habrá que pensárselo bien antes de verse por segunda vez cualquier película que te haya gustado, porque las decepciones están a la orden del día y luego cuesta quitarse el mal sabor de boca…quién sabe si lo mismo habría que hacer con las primeras citas, pero eso será mejor dejarlo para otro día. Buenas noches, Londres.

Comparte:
  • services sprite Zack Snyder y el arte del segundo visionado
  • services sprite Zack Snyder y el arte del segundo visionado
  • services sprite Zack Snyder y el arte del segundo visionado
  • services sprite Zack Snyder y el arte del segundo visionado
  • services sprite Zack Snyder y el arte del segundo visionado
  • services sprite Zack Snyder y el arte del segundo visionado
  • services sprite Zack Snyder y el arte del segundo visionado
  • services sprite Zack Snyder y el arte del segundo visionado
  • services sprite Zack Snyder y el arte del segundo visionado
  • services sprite Zack Snyder y el arte del segundo visionado

Post relacionados:

  1. Predators Trailer
  2. Trailer de Robin Hood
  3. The Expendables trailer
  4. Se ha filtrado el guión de la nueva pelicula de Harry Potter
  5. South Park y Facebook