Supongo que a estas alturas todos sabemos quien es Larissa Riquelme, la llamada novia del mundial, que montaba todo aquel numerito con el teléfono en el escote, pues bien ha conseguido lo que buscaba, un contrato para una marca de lencería en la cual deja muy poco para la imaginación..

Era muy claro que todo era una maniobra publicitaria..

Comparte:
  • services sprite Larissa Riquelme deja poco para la imaginación
  • services sprite Larissa Riquelme deja poco para la imaginación
  • services sprite Larissa Riquelme deja poco para la imaginación
  • services sprite Larissa Riquelme deja poco para la imaginación
  • services sprite Larissa Riquelme deja poco para la imaginación
  • services sprite Larissa Riquelme deja poco para la imaginación
  • services sprite Larissa Riquelme deja poco para la imaginación
  • services sprite Larissa Riquelme deja poco para la imaginación
  • services sprite Larissa Riquelme deja poco para la imaginación
  • services sprite Larissa Riquelme deja poco para la imaginación

Post relacionados:

  1. Campaña viral en contra de Abercombie & Fitch
  2. Las búsquedas más populares de 2011
  3. Tesla, Edison y los elefantes
  4. Twitter tiene solo un 1% de spam
  5. Chuck Norris se postula como Presidente de una Texas independiente