Como hoy no tengo excesivas ganas de escribir (y no hay nada que me haya irritado lo suficiente durante el día, excepto un obstinado dolor de garganta diagnosticado literalmente por la adjunta a mi médico de cabecera como “nada” o “bueno, quién sabe si una mononucleosis” y cuyo tratamiento consiste en: “tú espérate un par de semanas y si eso vuelve”; oiga, señor, que no sabemos si tiene usted lepra, pero espere un tiempo y si ve que mientras se lo monta con su señora se le cae el pinganillo, pues ya confirmamos…), voy a dejar que otros se encarguen del entretenimiento.

Es prácticamente imposible recordar (o quizá poco recomendable intentarlo) una peli decente basada en un videojuego, lo que resulta inexplicable teniendo en cuenta que no sólo en la mayoría de las veces ya vienen con una gran historia muy bien guionizada, sino que en algunos casos HASTA LE DAN LOS PLANOS HECHOS!! Pero gracias al saber hacer de directores, actores, Uwe Boll y carniceros productores, pues me cuesta no asociar a mi querido Max Payne con la cara de Mark Calconcillos Wahlberg (aunque también se les puede reconocer algún mérito: la original de Street Fighter se cargó la carrera cinematográfica de Kylie Minogue).

Por todo eso mola un huevo encontrarse con cosas como la que os traigo, un corto artesanal basado en el “Call of Duty: modern warfare”, del cual a estas alturas ya sabéis que es quizá el FPS actual más conocido y el dignísimo sucesor del archijugado “Counter Strike” (si a estas alturas también te tengo que explicar lo que es este último, es que o eres demasiado joven, nunca te has pasado por un cyber o lo has hecho y pensabas que la gente gritaba e insultaba no porque un alemán le hubiese atizado con una granada en plena jeta sino porque no le cargaba una página porno, o es que te has perdido y no sabes cómo has acabado en aqueste blog…pero gracias por su visita!!! Siga jugando!!!), y que la verdad me ha llamado la atención desde el primer momento:

Vale que no estamos ante el pelotazo del siglo, que no es el “Depredador” de Mctiernan, pero, qué coño, aparte de estar hecho con 4 duros, entretiene, no tiene nada que reprocharle, no hay fallos evidentes ni excesos, lo que, hoy en día, teniendo en cuenta el nivel general, ya es de agradecer (sí, me gustó Iron Man, qué pasa?? Y sólo por ser relativamente sencilla y porque Rober Downey Jr. es la ostia, a veces tampoco hay que esmerarse más y sólo tratar de no joderla ni caer en el ridículo). Que alguno dirá que es sólo un corto y que fijo que la cagarían con la peli…bueno, yo he apagado casi todos los Dvd’s de pelis de acción que han caído en mis manos este año antes de los 5 minutos (a no ser que fuesen jodidamente malos, porque entonces los dejo para poder reírme y comentarlos con Eelrod) y en este caso me he quedado con ganas de más.

 Y en medio de esto recuerdo que este año se estrena la de “Tekken”…que Hideo Kojima nos pille confesados a todos. Buenas noches, Londres.

Comparte:
  • services sprite Cuando el Cine conoció a los Videojuegos
  • services sprite Cuando el Cine conoció a los Videojuegos
  • services sprite Cuando el Cine conoció a los Videojuegos
  • services sprite Cuando el Cine conoció a los Videojuegos
  • services sprite Cuando el Cine conoció a los Videojuegos
  • services sprite Cuando el Cine conoció a los Videojuegos
  • services sprite Cuando el Cine conoció a los Videojuegos
  • services sprite Cuando el Cine conoció a los Videojuegos
  • services sprite Cuando el Cine conoció a los Videojuegos
  • services sprite Cuando el Cine conoció a los Videojuegos

No hay post relacionados.