Sí, no es un chiste y habéis oído bien: la noticia, redactada literalmente, sería tal cual: “Spiderman y dos Caballeros Jedi detienen a un ladrón de cómics”; eso es un “crossover” y lo demás son mierdas.

A pesar de que a menudo digo aquello de que “los frikis dominaremos el mundo” (sobre todo desde que nos hemos infiltrado sibilinamente haciendo que muchos que utilizan la palabra como insulto ya lo sean por usar ciertos cacharrillos para sentirse modernos), mi cabeza nunca ha llegado a concebir algo como esto (yo me inclinaba más por el desarrollo de superpoderes y la tiranía informática).

Durante el “Free Comic day” (día en el cual las editoriales grandes y pequeñas de USA regalan una edición de un cómic en concreto cada una con la intención de atraer nuevos clientes, y que se viene celebrando principalmente el primer sábado de mayo de cada año desde el 2002), Michael Baulderstone, el dueño de una tienda de cómics sita en Adelaida (Australia), el cual, supongo que para implicarse más en el asunto o por pura afición a los disfraces o a las mallas, llevaba puesto su traje de Spiderman cuando, alertado por su sentido arácnido o por el más común de los sentidos, vio como un tipo se guardaba en la mochila precisamente uno de los ejemplares que no estaban incluidos en la promoción (también tendría cojones que estuviera disimulando con uno de los gratuitos), todo un “X-Men Omnibus” (para quien no lo sepa, son tomos de muchas páginas – más de 400 –  en las que se recuperan etapas imprescindibles de los personajes más importantes del Universo Marvel, en una edición bastante cuidada con decenas de ejemplares mensuales) valorado en 160 dólares. Raudo y veloz, “our friendly neighbour” se dirigió hacia el individuo en pos de la justicia, contando para el desarrollo de la operación con la inestimable colaboración de dos personas que iban disfrazadas de Caballero Jedi (o de miembros de alguna secta, váyase usted a saber) y que le bloquearon el paso al “vago y maleante” en la puerta. Desde luego, el mundo es un lugar mucho más seguro con esta gente a nuestro alrededor; vamos, que yo veo a un tío con mallas persiguiendo a otro y fijo fijo que me imagino que el que tiene problemas con su sexualidad es el que va delante…

Soy yo el madero al que llaman para levantar el atestado y llevarse al “rufián” y o me entra un descojone de aquí a mañana o les digo que le vayan a gastar bromas al canguro de su madre.

Qué queréis, quien me da “cosica” es el pobre que intentó perpetrar la hazaña de superar a tales heroicas figuras: sentir primero el poder de la fuerza para que luego en el calabozo caiga sobre él todo el peso del “lado oscuro”. Más robo es el precio que te quieren clavar por los Omnibus. Buenas Noches, Londres.

Vía: Taringa

Comparte:
  • services sprite Spiderman y dos caballeros Jedi detienen a un ladrón de cómics
  • services sprite Spiderman y dos caballeros Jedi detienen a un ladrón de cómics
  • services sprite Spiderman y dos caballeros Jedi detienen a un ladrón de cómics
  • services sprite Spiderman y dos caballeros Jedi detienen a un ladrón de cómics
  • services sprite Spiderman y dos caballeros Jedi detienen a un ladrón de cómics
  • services sprite Spiderman y dos caballeros Jedi detienen a un ladrón de cómics
  • services sprite Spiderman y dos caballeros Jedi detienen a un ladrón de cómics
  • services sprite Spiderman y dos caballeros Jedi detienen a un ladrón de cómics
  • services sprite Spiderman y dos caballeros Jedi detienen a un ladrón de cómics
  • services sprite Spiderman y dos caballeros Jedi detienen a un ladrón de cómics

No hay post relacionados.